LA ARGENTINA CORRUPCIÓN, Y DESPUÉS

LA ARGENTINA CORRUPCIÓN, Y DESPUÉS

 

 

José de San Martín

      por Roberto Alifano

 

     Sean eternos los laureles que supimos conseguir…

 

José de San Martín, nuestro venerado prócer de la Independencia, dejó como al pasar una máxima que explica bastante lo que sería el destino argentino como nación: «Serás lo que debas ser o no serás nada».

Esta expresión de nuestro héroe nacional entraña un determinismo, una predestinación tajante o, tal vez, una vocación a la que el hombre debe aferrarse al sólo efecto de cumplir con una especie de designio sobrenatural. Si una persona es fiel a este precepto quizá alcance su autorrealización mientras que, de lo contrario, literalmente “será nada” o una cosa muy diferente de aquella a la que estaba destinado. El concepto de nuestro Libertador suele ser pronunciado por alguien que le señala a otro seguir su instinto o su vocación más profunda, porque si no, tarde o temprano, se arrepentirá.

 

Leggi tutto: LA ARGENTINA CORRUPCIÓN, Y DESPUÉS

VE Y RESTAURA MI IGLESIA

VE Y RESTAURA MI IGLESIA

 

 

Papa Francisco I

 

        de Roberto Alifano

 

El capítulo 19 del Génesis refiere la destrucción de las ciudades de la llanura. Antes, el Señor le promete a Abraham que si hubiere cincuenta justos en la ciudad no la destruirá. Temeroso de no poder lograr esa cifra, con razonables artilugios de buen regateador, Abraham va induciendo a Dios para que rebaje la pena hasta llegar a diez. Pero su busca es vana, sólo encuentra a un único hombre justo, Lot. Esta idea de que bastan unos pocos justos para salvar al mundo tiene su eco en la doctrina judía de los Lamed Wufniks.

Leggi tutto: VE Y RESTAURA MI IGLESIA